Las consecuencias del boom turístico en la hostelería

968 27 73 05
Las consecuencias del boom turístico en la hostelería

La importancia del turismo en nuestro país es algo que nadie duda. Desde que se inició el boom en los años sesenta casi no ha parado de crecer el número de extranjeros que nos visita cada año. Eso no solo supone un importante ingreso para los negocios del sector, también conlleva la entrada de diferentes novedades socioculturales. Aunque nuestra cocina tradicional en Murcia y en otras regiones se haya conservado a lo largo de los años y de los siglos, la forma de presentarla sí ha ido cambiando.

Uno de los cambios más importantes se vivió, precisamente, como consecuencia del turismo. Fue en la década de los sesenta cuando el gobierno decidió dar un impulso a la gastronomía española aprovechando la llegada de tantos turistas. En solo 6 años, desde 1959 hasta 1965, España pasó de recibir 2’9 a 11’1 millones de extranjeros.

En 1964 se creó el menú turístico, de obligada oferta para cualquier local que donde se sirviera comida y bebida. Estaba compuesto de entremeses, sopa o crema de primero; carne pescado o huevos con guarnición de segundo; postre de fruta, dulce o queso; pan y cuarto de litro de vino del país, cerveza, sangría u otra bebida.

En dicha oferta gastronómica se debía dar entrada a platos típicos españoles. Esa idea se mantuvo cuando en 1970 se pasó del menú turístico al que hoy conocemos como menú del día. Su buena aceptación entre sus clientes ha hecho que se mantenga hasta la actualidad.

Para tomar unos buenos platos de cocina tradicional en Murcia tienes que acercarte a nuestro restaurante. Te ofrecemos la posibilidad de elegir un menú del día en condiciones.

En Puerta de Murcia Restaurante estamos especializados en carnes a la brasa. Pero también encontrarás arroces muy ricos y unos pescados de gran calidad.